Rafael Rodríguez-Moñino Soriano, diplomático, historiador, profesor y académico. Nació en Badajoz en 1935 y murió en Madrid en 2005 a los 70 años de edad.Tres facetas distinguieron los quehaceres de alguien tan libre como honesto e inteligente: la diplomacia, la docencia y la escritura.
Familia
Sus padres fueron Francisca Rodríguez Solís y Rafael Rodriguez-Moñino que era Abogado y secretario de Ayuntamiento. Fueron tres hermanos.
Formación
Pasó su infancia en Málaga y allí estudió en el Colegio de San Agustín. Más tarde se licenció en Derecho en el Colegio Universitario María Cristina (El Escorial) y se diplomó en Historia por la UNED. En la década de 1980 se doctoró en Humanidades por la Universidad de Jaén.
Docencia
Influido por su tío paterno, Antonio Rodríguez-Moñino, orientó su vida profesional hacia la carrera diplomática y desde 1966, ejerció como profesor en la Escuela Diplomática.En 1980 ganó unas oposiciones y hasta 1998, en que abandonó por enfermedad ejerció como catedrático de Geografía e Historia en el I.E.S. Santísima Trinidad de Baeza,
Diplomático
En la década de 1970 estuvo destinado como diplomático en diversos destinos. Fue embajador en Camerún, la República Centroafricana y en Guinea Ecuatorial, su labor en Guinea fue recompensada con las insignias de Caballero y Comendador de la Orden del Mérito Civil, luego ejerció como cónsul de España en Bata que es la ciudad con mayor extensión territorial de Guinea Ecuatorial, además de ser su capital económica.Su etapa diplomática finalizó como Jefe de Estudios de la Escuela Diplomática y Cónsul General de España en Montpellier.
Regreso a España
Hacia 1980 regresó a España y trabajó con Fernando Morán en la Sección de África del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Publicaciones
Publicó varios libros y artículos sobre sus vivencias e investigaciones donde destacan varios libros dedicados al exilio y la emigración española en el sur de Francia. En este enlace se encuentra la relación de sus publicaciones más relevantes.
Investigación
Compaginó la docencia con la investigación creando en Baeza una escuela de historiadores entre sus alumnos, donde desarrolló una gran labor investigadora sobre la historia de la Baeza y sus hermandades penitenciales. Tras su jubilación no cesó en su labor investigadora, lo que le llevó a publicar nuevas obras de contenido histórico y dejar otras inéditas.
Academias
- Fue nombrado académico correspondiente de la Real Academia de Córdoba- Correspondiente de la Real Academia de la Historia.- Académico de la Academia Bibliográfico Mariana de Jaén,- Miembro de número del Centro de Estudios de Nuevas Poblaciones de Sierra Morena,- Miembro de honor de la Asociación Hespérides, de profesores de Geografía e Historia de Andalucía.
Reconocimientos honoríficos
  • Recibió el Escudo de Oro de la Ciudad de Baeza
  • Medalla de Oro de Baeza
  • Una calle de Baeza lleva su nombre, por su aportación al conocimiento y difusión de la historia de Baeza, su participación en la vida cultural baezana, especialmente en la Semana Santa y su renovación cofrade. No escapa a esta mención los innumerables méritos en su trayectoria como historiador, docente, diplomático y humanista.
BiografíaPortada libro Moñino.jpg
Ricardo Hernández Megías, ha publicado la biografía titulada “Rafael Rodríguez-Moñino. Un hombre para la cultura”. Madrid, Beturia, 2015.
Fuentes
Esta biografía se ha confeccionado a partir de las numerosas reseñas biográficas que hay del personaje en Internet.
Editor: FRB