Pedro de Ibarra ,arquitecto renacentista. Nació en Alcántara (Cáceres), en el siglo XVI, se cree que era hijo de Juan de Álava. Pedro de Ibarra es la figura clave del Renacimiento extremeño y uno de los arquitectos importantes españoles del siglo XVI.
Formación
Fue discípulo de Juan de Herrera y colaboró con él en la construcción del monasterio de San Lorenzo del Escorial. Su trabajo se realizó a lo largo del reinado de Felipe II; siendo sus mecenas los duques de Alba de Tormes y los condes de Alba de Aliste, don Diego Enríquez de Guzmán.
Estilo
Le tocó vivir la transición de la arquitectura gótica a la renacentista. Sus obras definen como características de su estilo el sentido de la proporción, la grandeza de las dimensiones y la austeridad en la decoración, lo que sirve para definirlo como plenamente renacentista.
Obras
La muerte de Juan de Álava en 1537 dejará en manos de su hijo Pedro de Ibarra la obra del monasterio de la Orden de San Jerónimo radicado en Zamora, pero también futuros encargos de los condes. Así ocurrió en 1540 cuando don Diego le encargó la capilla mayor del convento franciscano de Garrovillas de Alcónetar (Cáceres). Como maestro mayor de obras de la Orden Militar de Alcántara, participó en la construcción de su sede, el Convento de San Benito de Alcántara.
Diócesis de Coria
Catedral_de_Coria._Puerta_del_Perdón.jpg
Puerta del Perdón. Coria. Foto: José Luis Filpo Cabana Commons

Hacia 1550 fue contratado como Maestro Mayor de obras de la diócesis de Coria, y así, participó durante unos treinta años en la mayoría de las obras realizadas durante la segunda mitad del siglo XVI en las iglesias, conventos y ermitas de la diócesis.
Construyó la Puerta del Perdónde la catedral de Coria y en la Concatedral de Santa María de Cáceres dirigió la construcción de la torre. También intervino en la iglesia cacereña de San Mateo. Su obra cumbre, puede considerarse la iglesia de Santa María la Mayor, de Brozas, construida íntegramente en piedra sillar.
En Logrosán construyó la Iglesia Mayor de San Mateo, una joya del gótico rural por la altura de sus bóvedas rematadas con nervadura. Los exteriores rematan en una cornisa con las características bolas del Gótico isabelino.
Por toda la diócesis de Coria se extienden construcciones suyas como la iglesia de la Asunción y la ermita del Cristo, en Torre de Don Miguel, la iglesia de la Asunción de Valverde del Fresno y la iglesia de Nuestra Señora de los Apóstoles de Cilleros. En la misma zona participó en la mayor parte de las fábricas: iglesia de Nuestra Señora del Buen Varón,de Hoyos, la iglesia de la Concepción, de Cadalso, y la ermita del Cristo de la Agonía, de Calzadilla. Otras intervenciones fueron la iglesia de Estorninos y el monasterio de Rocamador, en Valencia de Alcántara.
Otras obras
Fuera de la diócesis de Coria intervino en edificios religiosos de las diócesis de Plasencia, de la de Ciudad Rodrigo y en la de Salamanca. De estas intervenciones destacan, en Salamanca, la capilla y el claustro del Colegio Fonseca y, en Ciudad Rodrigo, la Iglesia de San Agustín y la capilla mayor del convento de San Francisco.
Edificios civiles
También intervino en la construcción y restauración de edificios civiles, como el palacio de Monterrey, en Salamanca, y los castillos de Portezuelo, Santibáñez el Alto, Moraleja, Piedrabuena, Zarza la Mayor, Herrera de Alcántara y Valencia de Alcántara, en los que realizó una importante labor de restauración.
Volver a la página de inicio

Fuentes
Pedro de Ibarra. Wikipedia
Editor: FRB