Manuel García Matos
Manuel García Matos
Manuel García Matos
, recopilador y escritor sobre el folclore musical. Nació en Plasencia en 1912 y murió en Madrid en 1974 a los 62 años de edad. Un crítico musical dijo que "Extremadura hubiera sido algo así como «tierra incógnita» en el orden folklórico, sin las publicaciones de Manuel García Matos.

Familia
Sus padres ambos se dedicaban a actividades industriales. Tuvo cuatro hijas.
Formación

Al cumplir los 12 años, ingresó en el Colegio de los Padres Escolapios de la calle Hortaleza de Madrid, para realizar los primeros estudios.De regreso a Plasencia y ante las cualidades musicales que reunía estudió solfeo, composición, armonía y piano con el Maestro de Capilla de la catedral placentina, D. Joaquín Sánchez Ruiz, formación que completaría posteriormente con el compositor y catedrático del Conservatorio Superior de Música de Madrid, D. Julio Gómez.
Inicios musicales
A los dieciocho años, fundó y dirigió un coro polifónico en Plasencia, conocido como La Masa Coral Placentina, que estaba formado por 80 voces mixtas que debutó en 1931 en el teatro Alcázar de Plasencia, culminaron la actuación interpretando el Himno de Riego con un público enfervorizado.
En 1935 García Matos decidió transformar la Masa Coral Placentina en "Coros Extremeños de Plasencia", para identificar mejor dicha agrupación con la orientación estética que había ido tomando, al incluir en el repertorio coral, no sólo canciones tomadas del folklore sino también bailes y danzas tradicionales, su línea artística había ido orientándose hacia lo popular.Para estas agrupaciones comenzó a recoger y armonizar cantos folclóricos extremeños, que acabarían conformando sus dos importantes cancioneros Lírica popular de la Alta Extremadura (1943) y el póstumo Cancionero popular de la provincia de Cáceres (1982). En adelante, las giras y actuaciones fueron constantes: Trujillo, Cáceres, Guadalupe, etc. fueron escenarios de otros tantos éxitos. Los Coros Extremeños, consolidados como agrupación permanente durante 50 años y bajo las respectivas batutas de Moisés de Cáceres e Isodoro García Polo (catedrático de dirección de orquesta del Real Conservatorio de Música de Madrid), llevarían el nombre de Extremadura a las más altas cimas en sus numerosas actuaciones por el territorio peninsular.
La gaita y el tamboril
Del pueblo y con el pueblo extremeño aprendió García Matos a bailar sus danzas y a tocar los instrumentos que le eran propios: la gaita y el tamboril, lo que sería de gran ayuda para sus investigaciones y futuros trabajos; conocedor de la psicología sencilla y a la vez compleja del alma popular, lograba que tocaran y cantaran para él las canciones y romances más diversos. El resultado de este trabajo fue una rica cosecha de más de 630 documentos musicales, de la que el eminente historiador de la música José Subirá dijo: "Extremadura hubiera sido algo así como «tierra incógnita» en el orden folklórico, sin las publicaciones de Manuel García Matos"
Traslado a Madrid
Iniciándose el año 1941, García Matos se trasladó a Madrid porque allí había bibliotecas, archivos y otros organismos, que le ofrecían mayores oportunidades para el desarrollo de sus investigaciones. Además, la capital era lugar de encuentro de profesores y folkloristas de otras latitudes con los que poder intercambiar ideas e impresiones, con muchos de ellos García Matos mantuvo relación y amistad a lo largo de su vida.
Docencia
El mismo año de 1941 fue nombrado lector asistente de folklore en el Conservatorio de Madrid hasta 1958 y a partir de esa fecha hasta 1970 fue ya catedrático de folklore en el Conservatorio.
Investigación
Al fundarse en Barcelona en 1944 el Instituto Español de Musicología, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid, su director, el musicólogo Higinio Anglés, le nombró colaborador permanente, cargo que García Matos desempeñaría hasta su fallecimiento. Desde ese cargo fue el iniciador del primer Congreso Internacional de Folclore celebrado en España (en Palma, 1952) que tuvo la ocasión de presidir. Manuel García Matos introdujo especiales rigor y sistematicidad en las labores de recolección de materiales folclóricos, que habían estado dominadas hasta su época por criterios en general superficiales y acientíficos.
UNESCO
Fue miembro del Comité Internacional de la UNESCO para la música y de la ejecutiva del International Folk Music Council.
Publicaciones
Ha publicado varios libros, destacan entre sus obras sus clásicos estudios sobre organología, flamenco. Los tres grandes volúmenes del Cancionero musical dela provincia de Madrid (1951-1960), las Danzas populares de España: Castilla la Nueva (1954),Extremadura (1964) y Andalucía (1971), y las Música y danzas populares (1958). Otras aparecieron como grabaciones bajo los auspicios de la UNESCO tituladas Antología del folklore musical de España (1960-71), y en 1964 dio inicio a un inventario de los temas de la música tradicional española para la Sociedad General de Autores de España. El grueso de su colección no editada pertenece al Instituto Español de Musicología, de Barcelona, la compañía de discos Hispavox y sus herederos.
Divulgación
La presencia y participación del músico en Congresos y Conferencias, durante su edad madura fue constante; sus intervenciones aportaban novedosos descubrimientos e interesantes interpretaciones a la nueva Ciencia de la Etnomusicología.
Sección Femenina
Al no existir en España, en 1957, ningún organismo encargado de salvaguardar el ingente patrimonio musical y coreográfico de tradición oral, excepción hecha de la Sección Femenina, este organismo nombró a García Matos su asesor, limitándose dicha colaboración al campo estrictamente profesional, ya que por talante, García Matos era genuinamente liberal. Fruto de esta colaboración fueron los tres volúmenes de la colección Danzas Populares Españolas.
Puerto Rico
En el año 1968, el gobierno de Puerto Rico, deseando fundar en la Universidad de Riopiedras una sección de investigación del folklore puertorriqueño, propuso a García Matos que aceptase permanecer en la isla caribeña el tiempo suficiente para poner en marcha un equipo de profesores, que se encargasen de llevar el departamento. Su estancia en la isla fue extraordinariamente fructífera, estrechando lazos de colaboración con musicólogos y especialistas americanos. Al finalizar el programa fue nombrado asesor de la Sección de Investigaciones del Folklore Puertorriqueño.
Reconocimientos honoríficos
  • En 1945 el Ministerio de Educación, le otorgó el Primer Premio Nacional de Folklore, en reconocimiento a su incesante y meritoria labor investigadora.
  • En 1951 le fue otorgado el título de Socio de Número de la sociedad de Etnología y Folklore.
  • El internacional Folk Music Council de Londres, le nombró en 1961, miembro del Executive Board.
  • La Sociedad Folklórica de Méjico, le recibió en calidad de miembro correspondiente en 1944.
  • En el año 1964, la Sociedad General de Autores de España acuerda nombrarle asesor para la revisión de los registros musicales que contengan temas de carácter popular.

Obituario
Tras su muerte, su amigo, el eminente historiador de la música José Subirá, escribió estas palabras "Al meditar ahora sobre lo muchísimo que aquel hombre valía puedo resumirlo en siete preciosas cualidades cuyo conjunto forma un perfil humano verdaderamente ejemplar: Idealismo, Ingenio, Sabiduría, Nobleza, Bondad, Sinceridad y Sencillez. Reunidas en un solo individuo todas ellas forman el más perfecto retrato psicológico del inolvidable amigo don Manuel García Matos" (José Subirá. Rev. de Ideas Estéticas. Madrid, 1974).
Volver a la página de inicio


Fuentes
Biografía de Manuel García Matos. Carmen García-Matos Alonso.nuestramusica-unex.es

Editor: FRB