Cardenal_Silíceo.JPG
Retrato de Juan Martínez Silíceo, por Francisco de Comontes
Juan Martínez Silíceo
cuyo nombre original era Juan Martínez Guijarro, fue matemático, profesor, erudito y cardenal. Nació en Villagarcía de la Torre (Badajoz) en 1477 y murió en Toledo en 1557 a los 80 años de edad. Sus padres eran nobles humildes. Escribió en latín uno de los libros de matemáticas más importante del siglo XVI conocido como Ars Arithmetica. Fue arzobispo de Toledo.


Formación
Se cree que inició sus estudios en Llerena; a los dieciséis años marchó a Valencia y allí estudió Filosofía, luego, cuando tenía veintiún años, conoció a un religioso y se fue a París, para proseguir sus estudios, allí era tal su pobreza que se sustentaba de limosnas, hasta que un caballero prendado de sus cualidades se le llevó á su casa, y le quitó de la indigencia, estudió latín con Luis Romano, dialéctica con Roberto Caubraith y lógica con Juan Dullart, no pudiéndose precisar si estudió matemáticas y con quién lo hizo, o bien si fue autodidacta. Se ordenó sacerdote en Salamanca. Se educó en la corriente nominalista–calculatores.
Docencia
En París llegó a ser profesor en la universidad y regresó a España llamado por la Universidad de Salamanca que le convalidó su título de bachiller en Artes y le ofreció la Cátedra de Lógica nominalista. Posteriormente desempeñó la cátedra de Filosofía Natural entre 1522 y 1541, cuando fue designado obispo de Cartagena. Durante un tiempo había simultaneado la cátedra con el cargo de Canónigo Magistral en Coria.
Preceptor de Felipe II
En 1534 Carlos I lo nombró preceptor del príncipe Felipe, que entonces contaba seis años. Con el príncipe Felipe fue transigente con la disciplina en los estudios, pero muy estricto en materia religiosa.
Cardenal
En 1541 fue designado obispo de Cartagena y posteriormente en 1545 fue nombrado arzobispo de Toledo, en 1556 fue designado cardenal.

Publicacionesexternal image 73737.jpg
Fueron varias las publicaciones que hizo antes de ser obispo. Entre sus obras destacan el Libro de Aritmética práctica (París, 1513), la Lógica brevis (Salamanca, 1524), un comentario a Aristóteles.La obra más famosa que publicó fue el Ars Arithmetica in Theoricem et Praxim scissa: omni hominum conditioni superque utilis et necessaria (París 1514, reimpresa luego en varias ediciones y publicada también en Valencia en 1544), Este libro está considerado como uno de los más importantes libros de matemáticas del siglo XVI. La edición parisina de 1526, presenta novedades respecto a la primeras: Incopora una dedicatoria al obispo Alfonso Manrique; también introduce un prólogo histórico sobre las diversas partes de la Matemática. En uno de sus tomos incorpora los contenidos de la aritmética árabe que ya se habían difundido por la Europa latina desde la baja Edad Media. Es, por lo tanto, una obra que funde las dos tradiciones de la aritmética, la aritmética especulativa y la aritmética mercantil. Según David E. Smith, Silíceo fue uno de los primeros en emplear el término substractio para aludir a la resta o sustracción. El Ars Aritmética ha sido traducido del latín al castellano por dos profesores de la Universidad de Extremadura, José Cobos Bueno y Eustaquio Sánchez Saler. En Salamanca, Silíceo publicó varias obras de lógica de tendencia nominalista o terminista, así como la primera edición realizada en España del Liber Calculationum de Richard Swineshead. Al propio tiempo fomentó la propagación e impresión en la misma ciudad de otras obras de lógica de parecida tendencia.
Filósofo
Como filósofo y pensador se le considera nominalista de la escuela de Guillermo de Ockham.
Estatuto de limpieza de sangre
El estatuto de la catedral de Toledo conocido como el estatuto de "limpieza de sangre" data mediados del siglo XVI y fue impulsado por el arzobispo Silíceo que era un declarado antisemita y en un conflicto que hubo en Toledo entre cristianos viejos y conversos; Silíceo, acusó falsamente a los conversos de estar confabulando con los judíos de Constantinopla, y mostró su preferencia por admitir en la catedral solo a cristianos viejos en lugar de descendientes de conversos para evitar que la Inquisición actuase contra la Catedral de Toledo. Tras obtener el apoyo de los pontífices Pablo III, y Pablo IV; además de los ministros Granvela y del propio rey Felipe II; Silíceo consiguió que su criterio prevaleciese, por lo que se necesitaba hacer un completo estudio genealógico para cualquiera que fuese a acceder a un alto cargo que demostrase que no descendía de judíos, gitanos o musulmanes. Estos estudios genealógicos se extendieron por toda España, siendo necesarios no sólo para alcanzar cargos en la Iglesia, sino también en el ámbito militar y en la administración, con la excepción de la Universidad de Salamanca.
Relaciones con el obispo Alonso Manrique
Uno de los dos libros que componen su obra Ars Arithmetica está dedicado a Fray Alonso Manrique, que era por entonces obispo de Badajoz e inquisidor general. En la dedicatoria del Libro I le recuerda que le ha mandado, al Obispo, algunas de las otras obras publicadas. En el Libro II le llama "generoso señor" y termina diciéndole: "... Adiós, honra de la Iglesia y brillantísima estrella del derecho pontificio. Y protege bajo tu patrocinio a Juan Martínez Silíceo, novicio siervo ...” De estas dedicatorias se pueden hacer algunas consideraciones, no probadas, que de alguna forma avalan la conjetura sobre si fue el obispo de Badajoz quien hubiese sido el mecenas de Silíceo.
Enterramiento
Falleció en 1557 y está enterrado en el Colegio de Doncellas Nobles que había fundado en Toledo bajo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios.

Volver a la página de inicio


Fuentes
Juan Martínez Guijarro, cardenal Silíceo. Juan Martínez Guijarro . Wikipedia
Martínez Silíceo Juan Víctor Navarro Brotons. mcnbiografías.com

Editor: FRB