José de Hermosilla y Sandoval, arquitecto y militar. Nació en Llerena (Badajoz) en 1715 y murió en Madrid en 1776 a los 61 años de edad. Fue uno de los arquitectos españoles más importantes del siglo XVIII, junto a Francisco Sabatini, Juan de Villanueva y Ventura Rodríguez. Fue un arquitecto de formación neoclásica e historicista.
Formación

Por iniciativa de sus padres comenzó la carrera eclesiástica en Sevilla y al quedar huérfano de ambos, la abandonó para centrarse en los estudios de ciencias y matemáticas. Poco tiempo después ingresó en el Real Cuerpo de Ingenieros Militares y posteriormente como delineante en las obras del Palacio Real de Madrid que dirigía el arquitecto Sachetti. En 1747 se le concedió una estancia de estudios en Roma en calidad de pensionado de la Junta Preparatoria tras sustituir a Diego de Villanueva, que renunció a la beca por motivos familiares, convirtiéndose Hermosilla en el primer arquitecto español que recibió este premio. En 1765, hizo un viaje por encargo de la Academia por Andalucía, para estudiar las antigüedades árabes de Córdoba y Granada, al que se unieron los entonces aprendices, Juan de Villanueva y Juan Pedro Arnal.
Inicios
Cuando acabó la beca, se quedó en Roma y pasó cuatro años, trabajando primero con el arquitecto papal Ferdinando Fuga, que en esa época estaba encargado del proyecto y construcción de la iglesia y el monasterio de la SS. Trinità degli Spagnoli, y posteriormente trabajó, como arquitecto independiente, arqueólogo y tratadista sobre la arquitectura.
Vida militar
A su regreso de Roma ingresó en el servicio al rey como ingeniero militar con el grado de capitán. Sirvió en la campaña de Portugal en 1761 y, una vez concluida, se quedó en la ribera de Coa a formar el plan de los términos y frontera de Castilla en aquel reino. También le asignaron la misión de levantar los planos de la Alhambra, el palacio de Carlos V de Granada y la mezquita de Córdoba.
Proyectos
Por encargo del rey Fernando VI, proyectó en Madrid un nuevo Hospital General en la calle de Santa Isabel (edificio que actualmente ocupa el Museo Reina Sofía), que se inició en 1750 y siguió la dirección de obras hasta 1768. Hacia 1761, redactó un proyecto, sobre ideas de fray Francisco Cabezas, para la basílica de San Francisco el Grande en Madrid. El proyecto consistía en la construcción de un gran templo circular rodeado de siete capillas y cubierto por una gran cúpula de 33 metros de diámetro. El proyecto fue posteriormente modificado por otros arquitectos, hasta llegar al edificio que hoy se conserva. Entre 1767 y 1784 trabajó en el proyecto de ordenar el paseo del Prado de Madrid, que se proyectó con la intención de engalanar la ciudad para la llegada de Carlos III, donde diseñó una planta longitudinal, muy alargada, con grandes fuentes de trecho en trecho. Las tres fuentes (Cibeles, Apolo y Neptuno) serían realizadas después por Ventura Rodríguez. En Llerena proyectó la fachada de la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada.
Colegio Anaya de Salamanca
Colegio Anaya. Foto: Versalamanca.com
Colegio Anaya. Foto: Versalamanca.com

Quizás el edificio más significativo de cuantos se deben a este arquitecto sea el Colegio de Anaya de Salamanca, concebido como un monumental palacio precedido por un muy clasicista pórtico de columnas. Se trata de uno de los edificios clave del Neoclasicismo español.
Publicaciones
En 1750 escribió un tratado de Architectura Civil, dividido en tres partes La primera trata principalmente de materiales y métodos de construcción, cimientos, muros, pavimentos, techos, bóvedas y vigas de madera. La segunda sobre la disposición de los órdenes de la arquitectura y de los edificios de acuerdo a la descripción de Vitrubio y la tercera se refiere a la planificación urbana, espacios cívicos y a los edificios públicos y privados. Este libro sirvió como libro de texto para la Academia de San Fernando durante muchos años. Se dedicó también al dibujo de monumentos clásicos y dejó escrito un Tratado de geometría
Academias
A su regreso a España en 1751, fue nombrado Teniente Director de Arquitectura de la recién fundada Academia de San Fernando en Madrid, colocada bajo la protección del monarca, e inspirada en la Accademia di San Luca en Roma que en ese momento era la sede de la educación artística en Europa. Durante su mandato levantó los planos de El Escorial, que gustaron tanto al Rey que los enmarcó y colocó en su cuarto del palacio de Aranjuez.
Reconocimientos honoríficos
En Madrid existe una calle con su nombre.
Volver a la página de inicio

Fuentes
José de Hermosilla y el Paseo del Prado Cristina Martín de la Leona Alcolea. fotomadrid.com
José de Hermosilla y Sandoval y su propuesta de restauración de La Alhambra. Rafael Merino de Cos

Luis Garrraín: Llerena, sus calles, historia y personajes. Diputación Provincial de Badajoz, Llerena, 2010.

Editor: FRB