external image retrato_01.jpgJosé Ignacio de Espronceda Delgado, conocido como José de Espronceda, poeta y político. Nació en Almendralejo (Badajoz) en 1808 y murió de garrotillo (difteria) en Madrid en 1842 a los 34 años de edad. Su padre era militar. Su vida presenta tres aspectos que no se pueden considerar de una manera aislada: el político, el amoroso y el literario. Pese a su corta vida está considerado como el más destacado poeta romántico español. En 1902 sus restos fueron trasladados al Panteón de Hombres Ilustres de España.
Infancia
Debido a la profesión castrense de su padre y la Guerra de la Independencia sus primeros años de vida, fueron un peregrinaje con su familia, al compás de las vicisitudes de la campaña bélica, empapando sus ojos infantiles de las grandes miserias y las efímeras glorias que trae una guerra.
Formación
Hacia 1820 la familia se instaló en Madrid e inició sus estudios de Humanidades en el colegio de San Mateo, moderno centro de instrucción primaria y secundaria, especializado en la enseñanza de las Humanidades y Ciencias, dirigido por Alberto Lista, el maestro de la primera generación romántica española.En 1823 fundó junto a otros alumnos de Alberto Lista la academia del Mirto, para continuar con las enseñanzas del colegio San Mateo cuando este fue clausurado por orden gubernativa.
Activismo político
En 1823 fue ejecutado en la horca el militar liberal Rafael de Riego y Núñez, por el régimen de la monarquía absolutista regida por Fernando VII, suceso que fue presenciado por el joven Espronceda.A raíz de este suceso, Espronceda, que tenía 15 años, fundó con otros jóvenes una sociedad masónico-patriótica llamada «Los Numantinos», con el deseo de vengar la muerte de Riego, y él fue su presidente. Cuando el régimen absolutista descubrió la existencia de esta célula secreta, encarceló a todos sus miembros. Espronceda fue condenado a cinco años de reclusión en un convento-prisión de Guadalajara, pero a las pocas semanas y por influencia de su padre,que ejercía de coronel, fue absuelto.A partir de 1826 salió por Gibraltar hacia el exilio que le llevó por varios países europeos, (Portugal, Alemania, Bélgica, los Países Bajos, Francia e Inglaterra) en su condición de exiliado liberal.En París, se cree que posiblemente combatió en las barricadas de la revolución de julio de 1830, uno de cuyos triunfos fue destronar a la monarquía absolutista de los Borbones.Regresó a España en 1833, acogiéndose a la amnistía general a favor de todos los liberales emigrados, José regresó a España con su amante Teresa, y se quedaron a vivir en Madrid, dejando este breve periodo en el ánimo del poeta, imborrables recuerdos.

Política y periodismo
A partir de aquí Espronceda se dedicó a la política y al periodismo. Se enroló en la Milicia Nacional llegando a ser Primer Teniente de la Compañía de Cazadores de Madrid. En 1841 fue nombrado secretario de la Legación española en La Haya y poco después fue elegido diputado progresista por Almería. Era parlamentario ante las Cortes Generales, en 1842 por el Partido Progresista cuando la muerte le sorprendió con sólo 34 años.
Obra literaria
Paralelamente a sus actividades políticas Espronceda se dedicaba a escribir poemas. En sus poemas juveniles y a la concepción general y redacción de gran parte de El Pelayo, en el que continuó trabajando hasta 1835, se reflejan las enseñanzas de Lista y la influencia de los poetas sevillanos y salmantinos.Más tarde escribió varios libros de poemas así como la novela histórica Sancho Saldaña o el castellano de Cuéllar.
Sus mejores obrasexternal image 9788495920133.jpg
Entre los años 1840 y 1842, Espronceda publica El estudiante de Salamanca y El diablo mundo poemas que serán considerados una de las cimas del Romanticismo Español.El estudiante de Salamanca fue publicado como cuento, en verso y que había ido publicando por entregas en varias etapas desde 1836 hasta 1839. El cuento, está escrito en la línea de la leyenda dramática romántica, y afín al poema dramático de ritmos y metros muy elaborados, supone la expresión de dolor ante la contemplación del destino personal del poeta que se convierte en dolor; universal por el destino del hombre. En esta obra se entrecruzan múltiples temas y motivos procedentes, en su mayor parte, de la tradición española.Su otro gran poema, El diablo mundo, por desgracia inconcluso, ha sido relacionado por la crítica con otros poemas filosóficos del Romanticismo europeo, especialmente con el Fausto de Goethe, pero su originalidad estriba en la evolución de su expresión poética para dar cabida a los diversos elementos de su contenido: una cosmología religiosa, la explicación de una Naturaleza simbólica, la historia de la Humanidad y la perversión de la bondad natural del individuo en contacto con la sociedad y sobre todo ello, la manifestación del elemento personal y autobiográfico en el que el dolor prepondera sobre el placer.El Canto a Teresa, es la expresión más auténtica del dolor ante la vida, que arranca en el poeta el sarcasmo y la maldición blasfema, a la vez que uno de los poemas de amor más intensos de todos los tiempos.
Valoración crítica
El estilo poético de José de Espronceda se incluye dentro del género del romanticismo, corriente político-cultural europea perteneciente a la primera mitad del siglo XIX. En su verso encendido y lleno de evocaciones líricas y patrióticas, desde una óptica liberal de ver la vida, puede vislumbrarse el ímpetu juvenil con el que está escrita toda su obra poética,El autor extremeño fue amante de los efectos retóricos, pero fue flexible e inspirado en sus mejores momentos.

Volver a la página de inicio

Fuentes
José de Espronceda. Jesús Herrera Peña. Los poetas.com.
José de Espronceda . María Pilar Espín Templado. Cervantesvirtual.com
Editor: FRB